viernes, 18 de abril de 2014

COSAS PARA EL VIAJE 1: EL BOTIQUÍN

Tan importante como ser capaz en un momento dado de reparar un pinchazo, sustituir un cable o cambiar una bujía, es poder aliviar un malestar o curar una herida. Por ello, igual que solemos llevar una dotación, aunque sea mínima, de herramientas, sería muy conveniente llevar un botiquín de primeros auxilios. Hay que tener en cuenta, además, que en algunos países, por ejemplo en Austria, es obligatorio llevarlo. Alguien puede pensar que viajando hoy en día por Europa siempre tienes una farmacia, clínica u hospital a "tiro de piedra" y ¿para qué vamos a cargar con un botiquín?. Además de la obligatoriedad antes citada, te puedes encontrar en algún lugar o en alguna situación en la que un analgésico, una tirita o un poco de desinfectante sobre una herida te pueden solucionar un momento incómodo. Yo siempre he llevado uno en todos mis viajes, incluso en las salidas domingueras. Ocupa muy poco espacio y solamente lo echas de menos el día que no lo llevas y lo necesitas...
El contenido variará en función del grado de necesidad de cada uno. Hay botiquines muy compactos, casi para llevar en el bolsillo de un pantalón y los hay casi profesionales... Elige o configura el tuyo según lo que necesites o según lo que te aconseje un profesional sanitario (en casos de viajes a lugares remotos, con carencias sanitarias o por circunstancias específicas de salud). Es muy importante, antes de salir de viaje, revisar su contenido y la fecha de caducidad de los componentes del mismo, reponiendo aquellos elementos que faltan o que están caducados.
En la imagen que acompaña a estas líneas podéis ver el contenido del mío. Son elementos muy simples que os detallo (espero no olvidar ninguno):

- Analgésicos 
- Antitérmicos 
- Antihistamínicos ( por un problema particular de alergia primaveral)
- Antidiarreicos ( los cambios de alimentación y líquidos pueden hacerte polvo un viaje)
- Colirio
- Suero fisiológico
- Crema para rozaduras / quemaduras (no aparece en la fotografía)
- Algodón
- Bastoncillos de algodón
- Esparadrapo
- Guantes de látex
- Apósitos y compresas de gasa
- Toallitas húmedas de limpieza
- Tiritas
- Tijera
- Pinzas
- Imperdibles
- Un par de vendas
- Desinfectante ( Betadine o similar)
- Una manta térmica
Todo esto empaquetado ocupa unos 15 x 10 x 5 cm y lo llevo en un bolsillo lateral de una de las bolsas de viaje, SIEMPRE A MANO. Os puedo asegurar que en más de una ocasión algún compañero de viaje o yo mismo, hemos agradecido muchísimo el llevar esa pequeña bolsa roja.
Espero que os haya parecido útil e interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario